POWER BALANCE ¡¡¡ MANDA HUEVOS !!!


Últimamente a mucha gente se le da por llevar una pulserita de plástico llamada Power Balance. ¿Que qué es está pulserita? Pues según el fabricante, Power Balance es un holograma en el que ha sido almacenada una frecuencia procedente de materiales naturales conocidos por sus efectos beneficiosos para nuestro cuerpo, fabricado con MYLAR. Que lo de “mylar” suena así como a un material secreto de la NASA, pero es  como llaman los americanos al Polietileno Tereftalato, dicho con siglas PET, o lo que es lo mismo, el plástico de las botellas de agua, así que no os dejéis impresionar por el nombre.

Hasta aquí todo bien, una pulsera de plástico que está de moda. Pero es que la gente no la lleva por cuestiones estéticas, la lleva porque según sus fabricantes mejora tu fuerza, tu energía, el equilibrio y la coordinación y también la resistencia, el tiempo de recuperación, la flexibilidad, el enfoque y la concentración. Para flipar. Vamos, que te la pones puedes partir muros de hormigón con el culo, chuparte el codo y hacer gimnasia rítmica en un vagón de montaña rusa en marcha y todo esto sin cansarte lo más mínimo y al tiempo que mueves objetos por telekinesis. La Power Balance es así de maravillosa. De hecho, una vez se la pusieron a un conejito de Duracell y dio tres vueltas al mundo tocando su tambor. ¡En dos horas!

Supongo que todas estas mejoras que el holograma de MYLAR produce en nuestro estado físico ya os habrán hecho saltar de vuestra silla para ir a comprar una, pero si no es así, esperad a saber lo que reduce: el dolor, y la influencia de los campos electromagnéticos. Para flipar aún más. Es decir, que con ella puesta te pegas un martillazo en un dedo y ni te enteras. Y además si estás harto de que, cuando te acercas a la nevera, los imanes salten a tu piel, te pones la pulserita y dejará de ocurrir.

Y por si esto no fuera poco, se puede mojar. ¡Menos mal! ¡Sólo faltaría que te convirtieses en un súper hombre por llevar una pulserita y luego todos tus poderes se fuesen a tomar por culo por una salpicadura! De hecho, yo estoy convencido de que Superman no es de otro planeta, es un tío normal con diez pulseras Power Balance.

Para colmo, cuentan con famosos apoyando su uso, entre ellos Guti, que sigue sin poder aguantar corriendo medio partido, pero ya no hay after que se le resista y a las siete de la mañana se bebe copazos como si fuesen las diez de la noche. Y la infanta Elena, que supongo que está ahí por aquello de que la excepción confirma la regla.

Llegados a este punto, os estaréis preguntando, ¿cuánto cuesta convertirse en esta mezcla de Hércules, Buda y Aquiles (sin punto débil en el talón)? Pues más o menos unos 35 euritos. Que es muy poco si de verdad creéis que ésto va a ocurrir y es mucho si simplemente os parece un adorno de plástico. Vosotros juzgáis. Eso sí, como siga viendo cada vez a más gente con ella puesta, el mes que viene saco a la venta unos Power Macarrones que aumenten la masa cerebral. A ver si así la gente se vuelve sensata y deja de comprar gilipolleces, y yo de paso, me forro a su cuenta.

*Aquí os dejo la prueba de que funciona y que ellos mismos muestran orgullosos en su web. Igual es cosa mía, pero a mi me parece una de las demostraciones más fuleras de la historia…

Fuente: http://roberbodegas.wordpress.com/2010/03/30/power-balance/

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s