MERCEDES MILÁ VS MERCEDES MILÁ


Mercedes MiláSiendo como soy un gran seguidor de Gran Hermano desde la primera edición (sin dejarme la vida en ello…), defendiendo siempre la presencia en el programa de su presentadora Mercedes Milá, -cuyo sustituto en la tercera edición sólo consiguió que tuviéramos más mono de ella-, tengo que comentar lo siguiente:

Pienso que desde un feminismo mal entendido, ha defendido situaciones y comportamientos de Indhira, que según la manera de proceder con similares comportamientos en otros momentos de esta edición (ahí está Gonzalo, que después de tenerle una manía increíble al salir de la casa, he empezado a cogerle simpatía simplemente por el desprecio que demuestra por él el programa) así como en otras (Carlos “Yoyas”).

No sólo permite a Indhira intervenir en todas las galas las veces que la viene en gana, premiando su comportamiento con un blog para regocijo de los “Indiristas” (ya se que ha dicho que no depende de ella el tema de los blogs pero sabemos que si ella se opusiera no lo tendría), llegando a permitir en una gala que la exconcursante Ania llamara hijo de puta a Arturo, con la presencia de la madre en el plató, entre otros desprecios a la hermana del concursante.

Logo de Gran HermanoContinuando con Arturo, no me parece de recibo que haya sufrido la persecución gala tras gala por parte de Mercedes con una saña que no la hemos visto en ninguna edición. Está bien que tome partido y opine sobre los concursantes pero de ahí a “odiar” (me permito el término) a uno de ellos de esta manera me parece desproporcionado.

No es de extrañar que sean numerosas las voces que piden que Mercedes deje ya el programa. Yo desde aquí la diría (siendo consciente que esta reflexión no la llegará a leer), que rectificar es de sabios y somos muchos que nos encanta el programa con ella como presentadora y nos gustaría ver como tantas otras veces ha hecho, decir que a lo mejor no ha sido justa con Arturo.

Incluyo un extracto de lo que ha colgado en su blog loquemesaledelbolo el 25 Enero 2010 a las 12:26:

Feminista con burka

Así me definió hace unos días un compañero de televisión con quien trabajo. Sé que lo hizo con buena intención y admito que así me pueda estar viendo pero en ese instante decidí que escribiría sobre ello.

Estas últimas semanas de Gran Hermano están siendo muy intensas y, por lo que observo, o no me sé explicar bien o voy a necesitar volver a ponerme el uniforme de feminista que ya estaba medio guardado en el armario.

No entiendo que el comportamiento de un concursante de esta edición de GH11 pueda ser aceptable para las mujeres; no lo entiendo. No entro a juzgar lo que este chico sea o haya sido en sus 33 años de vida; juzgo y valoro lo que de él he visto y oído en Guadalix, en esa casa transparente que nos permite observar por el ojo de la cerradura.

No puedo entender que siga siendo necesario decir que tan sólo por ser mujer una debería ser feminista, que el feminismo ha sido la más valiente acción para sacar a las mujeres del agujero negro donde nos habían metido los hombres durante siglos.

No puedo entender que siga siendo aceptable, incluso atractivo, un hombre que trata tan mal a las mujeres.

Me alineo con Stieg Larsson y tomo prestado el título de uno de los tres tomos de su maravilloso ‘Millenium’ para repetir que esa conducta repugnante no puede ser considerada normal porque no es normal.

La igualdad entre hombre y mujer es imprescindible; esa igualdad que estamos lejos de conseguir pero a la que nos acercamos en muchos lugares, debemos vigilarla cuidadosamente.

No puedo aceptar, porque me repugna, el abuso de un ser humano sobre otro, el desprecio verbal y fisico, el insulto machista. Si para evitarlo o denunciarlo tengo que volver a sacar el uniforme del feminismo del armario, me lo pondré todas las veces que sea necesario aún a riesgo de que un querido compañero me diga que “tenga cuidado con lo que estoy haciendo porque daño mi imagen (?????) y paso a ser una feminista con burka”.

Por lo menos que le quede claro que jamás con burka y para siempre, feminista.

Repito lo comentado anteriormente, creo que está enrocada en una postura cuando mucha gente vemos lo que ha pasado con Indhira y Arturo, como una relación que no ha funcionado y punto, con cosas tanto buenas como malas por parte de los dos (no hay que olvidarse a quien han echado de la casa).

El consuelo que me queda es que Gerardo ha desaparecido por fin de Gran Hermano (no me explico como ha llegado tan lejos), pero esa es otra historia…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Televisión y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s